WWW.DISSERTATION.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Dissertations, online materials
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 |

«El fracaso escolar, como otros muchos conceptos intuitivos que son problemas sociales, es fácil de pensar, pero no tanto de definir. Lo que ...»

-- [ Page 1 ] --

FRACASO ESCOLAR, CLASE SOCIAL Y POLÍTICA EDUCATIVA

José Saturnino Martínez García

Departamento de Sociología, Universidad de La Laguna

http://webpages.ull.es/users/josamaga/

pepemart@gmail.com

Publicado en Viejo Topo (ISSN 0210-2706), nº 238 pp: 44-49, noviembre 2007

El fracaso escolar, como otros muchos conceptos intuitivos que son problemas sociales,

es fácil de pensar, pero no tanto de definir. Lo que podríamos llamar la visión

convencional del problema considera que el fracaso escolar se produce cuando los estudiantes no alcanzan un nivel mínimo de escolarización (o nivel de conocimientos).

Una visión alternativa sostiene que no hay que centrarse tanto en los estudiantes, sino más bien en un problema del sistema educativo, que no es capaz de hacer frente a sus obligaciones. El indicador más estándar de fracaso escolar es la proporción de estudiantes que no obtienen el título obligatorio cuando llegan a la edad que en teoría es necesaria para alcanzarlo. Así medido, el fracaso escolar es alto en España. Pero eso no es una novedad, pues durante varias décadas así ha sido. De vez en cuando, a raíz de alguna publicación estadística, los medios de comunicación y los políticos se rasgan las vestiduras ante las dimensiones del problema en España. Muchos de los profesionales dedicados a la educación aprovechan la ocasión para recordar que el gasto público en educación, como % del PIB o como gasto por alumno, es bajo en España, o que sus servicios son más necesarios para disminuir el fracaso escolar. Se insiste en que es un fenómeno complejo y multicausal (Marchesi 2003), por lo que es necesario afrontarlo con profesionales atentos a las necesidades de los alumnos. Pero lo cierto es que el fracaso escolar está en buena medida relacionado con un solo factor que normalmente se olvida: la clase social de las familias.

Hubo una época en que se criticaba con más insistencia los efectos legitimadores de la escuela sobre los destinos individuales, pues las diferencias de clase entraban en el sistema educativo y se transformaban en diferencias individuales, debidas, aparentemente, bien a la capacidad, bien al esfuerzo de los alumnos, tras ocultar que ambas cualidades guardan relación con la procedencia social de los niños. Estas críticas llevaron a reformas educativas, que en España se concretaron en la LOGSE. Y parece que las críticas se acabaron, en cuanto los críticos vieron sus sueños reformistas más o menos escuchados. También es cierto que coincidió la reforma con la implosión del socialismo real, y con ello, de todo discurso que denunciase las desigualdades en términos de clase. Pero como vemos, los datos son un tanto tozudos, y no se creen que la clase no sea importante para dar cuenta del fracaso escolar. Por ejemplo, en 2007 el fracaso escolar de un joven de clases agrarias (agricultores y jornaleros) es casi del ¡sextuple! del de un joven de clase alta (31,4% vs 5,8%).

En el Gráfico 1 observamos la evolución del fracaso escolar a lo largo de 25 años. Los datos están obtenidos mediante la explotación de la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el INE, y como indicador se ha tomado el no haber completado la enseñanza obligatoria a los 19-20 años (indicador ligeramente distinto al normalmente empleado, pero es el que nos permite mantener una serie homogénea en el tiempo y con información sobre los padres). Vemos que la probabilidad de los hijos de la clase de servicio (así se llama a las clases formadas por grandes propietarios y profesionales liberales) de fracaso escolar mucho menor que los hijos de las clases agrarias o de la clase obrera. Es importante tener en cuenta que las fechas seleccionadas hacen referencia a estudiantes escolarizados con el sistema educativo de la Ley General de Educación (LGE) y con la LOGSE. Quienes tenían entre 19 y 20 años en 2007, ya estaban totalmente escolarizados bajo la LOGSE, mientras que en 2001 serían aproximadamente la mitad, y de 1997 hacia atrás estuvieron escolarizados con la LGE.

Se aprecia un incremento del fracaso escolar a medida que se generaliza la LOGSE, lo cual cuadra mal con la creencia de que bajó el nivel educativo (lo cual no es cierto (Martínez Gª 2005)), pero también con la esperanza de que la LOGSE lo mejorase. Algo parecido se observó con el cambió del sistema educativo previo a la LGE al paso a dicho sistema (Carabaña 1999). Esto probablemente se debe a que, al incorporar una mayor exigencia que el sistema previo (obligan a estar más años escolarizados para lograr el nivel mínimo requerido), el fracaso escolar es mayor. Además, se han producido otros cambios en la sociedad española, como la mayor incorporación de niños extranjeros procedentes de países con muy bajo nivel educativo.

Entre los sociólogos se discute a qué se debe esta relación entre fracaso escolar y clase social. A grandes rasgos, hay dos familias de explicaciones. Unas insisten en los aspectos culturales de la clase (Bernstein 1989; Bourdieu y Passeron 2001), mientras que otras insisten en las diferencias de tipo económico (Goldthorpe 2000). No es este el lugar de entrar con más pormenores en el debate, pero conviene tener en cuenta que los datos disponibles parecen apuntar a que el efecto del nivel cultural de los padres parece ser mayor que los recursos puramente económicos (Nash 2003), pero éstos también son importantes, así como la percepción de los jóvenes del mercado laboral (Gambetta 1987; Martínez Gª 2007). Además, en lo que coinciden las distintas líneas de explicación es en que, cuanto menor sea el nivel educativo, mayor es la influencia de la familia, pues menor es la autonomía del hijo, y, además, si la educación es obligatoria y está prohibido que los menores trabajen, la influencia de los factores económicos se ve muy limitada.





Si el efecto del origen social sobre el logro educativo es tan grande, ¿cómo se explica su clamorosa ausencia tanto en la agenda política como en el debate educativo? Se habla del debate de escuela pública-privada, la violencia en las escuelas, de la Religión, de Educación para la Ciudadanía, de la repetición de curso… pero no se habla de lo fundamental, el origen de las desigualdades educativas. Probablemente esto se debe a dos motivos. Por un lado, debido a la forma en que se produce esta desigualdad. Como ha analizado Carabaña (2001), el aula es un lugar lo suficientemente pequeño y homogéneo como para que las diferencias entre los niños se perciban sólo como diferencias individuales. Por otro, esta percepción de las desigualdades educativas por todos los agentes educativos (profesores, familia, estudiantes, Administración…) se produce en un momento de extensión de la escolarización, por lo que las hijos superan a sus padres en nivel educativo. Esto supone una mejora absoluta de la escolarización, que oculta que se mantengan constantes las desigualdades relativas. A estas dos razones debemos añadir que la agenda mediática y política de este país está controlada por las clases medias y altas, y para estas familias el fracaso escolar sí es un problema individual.

Para acabar con el fracaso escolar se han propuesto diversas políticas, unas más centradas en el sistema educativo, otras en los jóvenes. Las centradas en el sistema educativo proponen diseños curriculares o métodos didácticos para luchar contra el fracaso. Las que se centran en los jóvenes, proponen apoyar a éstos, mediante más recursos (como profesores de apoyo). Pero si hacemos caso al Informe PISA, que evalúa el nivel de conocimientos de los jóvenes de 16 años de la OCDE y de algunos otros países, las diferencias de rendimiento de los jóvenes entre países, y dentro de un mismo país, se explican básicamente por el nivel social tanto de sus padres como del centro al que asisten. Por ejemplo, para la media de la OCDE, un 50% de la variabilidad observada en las pruebas de lectura está relacionada con las características del estudiante (estatus socioeconómico de su familia, sexo, edad, si es inmigrante y tipo de programa de estudio), un 18% por características de la escuela (básicamente, la composición socioeconómica de los alumnos que asisten al centro), y un 6%, por métodos didácticos y diferencias entre los tipos de centros, como sus estilos de gestión o su autonomía1 (el resto no sabemos a qué se debe). Es decir, invertimos un gran esfuerzo en discutir sobre el 6% del fracaso escolar, y nos olvidamos del 70% (OCDE 2005: pp. 34-35), que tiene que ver con problemas ajenos al sistema educativo. Para el caso español, lo más llamativo de dicho informe es que cuando se tienen en cuenta estos factores socioeconómicos, el rendimiento educativo de los adolescentes de los centros públicos es mejor al resto (Calero y Escardíbul 2007). Por tanto, la supuesta calidad de los centros de titularidad privada no es tal, sino que son los padres que mandan ahí a sus hijos los que tienen calidad.

En EEUU tienen la suerte de contar con una amplia serie de datos sobre diversas políticas educativas durante un largo periodo de tiempo, y tras evaluarlas, están llegando a la conclusión de que su efectividad es dudosa, o de difícil aplicación, en el mejor de los casos (como la buena cooperación entre profesores o el liderazgo del director del centro), y la causalidad entre política aplicada y logro, no está clara (Jencks y Tach 2006). A conclusión similar llega Carabaña (2006), tras observar que los países cuyos estudiantes mejor puntúan en las pruebas de conocimiento de PISA, aplican políticas educativas muy diferentes entre ellos, por lo que es difícil asegurar que una es mejor a otras. Normalmente cualquier defensor de cualquier reforma educativa rebatirá la evidencia del fracaso mencionando alguna anécdota, sobre un centro educativo en el que se aplicó la reforma que defiende, y en el que funcionó. Como señala Martín (2004), esto obedece a que las reformas suelen tomar como modelo a casos modélicos, es decir, profesores, padres y/o estudiantes especialmente motivados, en vez de contar con las personas promedio. Estas escuelas disfrutan de lo que el informe PISA denomina un buen clima escolar. El problema es que no se sabe cómo generar este clima desde la Administración. La LOGSE lo ha intentado mediante su reificación. Es decir, ha convertido en prácticas administrativas obligatorias (con el consiguiente engorro de trabajo burocrático) aquellas actividades que los centros con buen clima hacen de motu propio (y sin papeleo), como disponer de un proyecto de centro, reuniones de profesores, etc. Pero no hace falta saber mucho de cómo funciona la sociedad para saber que si los profesores se ven obligados por ley a comportarse como si tuviesen un buen clima escolar, éste no se genera.

1 Los indicadores empleados como medidas de las políticas que se desarrollan en el centro educativo son: tiempo de instrucción, índice de monitorización del progreso del estudiante, índice de autoevaluación de la escuela, si se consideran los resultados académicos del estudiante cuando se admite, si el currículo de los estudiantes de 15 años está basado en su trayectoria académica, si es probable transferir los estudiantes de bajo nivel de estudios a otra escuela, si la transferencia es muy probable, si se comunica a los padres la marcha del estudiante, al director del centro y a la autoridad local, índice de autonomía de la escuela, índice de autonomía del profesor.

Por tanto, se copia mal a los centros que funcionan bien, y cuando fracasa la reforma educativa, el problema es de los agentes educativos, que son reales y no ejemplares. ¿Y la solución? Más reforma idealista… A veces, incluso, se propone reformar a los padres, mediante las escuelas de padres, que siendo una buena práctica, es excesivamente voluntarista como para considerarla una solución general. Después de todo, la nueva panacea social es la educación, que todo lo arregla (violencia de género, paro, mala conducción…), además de la vida de los profesionales que se dedican a tan variopintas formaciones del espíritu.

El panorama es un tanto desolador, pero por otro lado, bastante sensato, frente a los idealismos reformadores y reformistas. Vivimos en un mundo con desigualdad social, y si queremos acabar con dicha desigualdad, no es en el sistema educativo donde debemos centrar el problema. Es absurdo pretender que entre las muchas tareas a las que debe enfrentarse un docente, entre ellas está acabar con la desigualdad de la sociedad capitalista. No son misioneros laicos. Según los estudios para diversos países, la desigualdad educativa mejora cuando las desigualdades sociales disminuyen claramente (Shavit y Blossfeld 1993), como en Suecia. Es decir, la mejor política de lucha a favor de la igualdad de oportunidades en la escuela es una política general a favor de una mayor igualdad en la sociedad.

¿Son tan inútiles las políticas educativas? No del todo, pues ya hemos dicho que disponen de un pequeño margen de efectividad. Por ejemplo, el mencionado informe de la OCDE concluye en que una mayor autonomía a los centros educativos así como un buen clima escolar –como hemos señalado- están relacionados con el mejor rendimiento de sus alumnos, aunque desgraciadamente no sabemos cómo generarlo a iniciativa del Estado. Además, al observar la evolución del fracaso escolar a lo largo del tiempo, apreciamos dos efectos claros. Por un lado, la extensión de la escolarización, en el sentido de más plazas educativas, ha contribuido enormemente a reducir el fracaso escolar, como vemos al observar el gran fracaso de los jóvenes de 1981, escolarizados a finales de la Dictadura franquista, y la comparación con los años posteriores, cuando se incrementó el gasto público en Educación, debido a la construcción de escuelas. O también es relevante el nivel de formación del profesorado, que en parte explica los nefastos resultados educativos de varios países de América Latina. Sin embargo, observamos también que, a pesar de la reducción general del nivel de fracaso, las diferencias entre clases, en término relativos, son más o menos constantes, aunque se reducen las diferencias absolutas. Y por último, aunque sea de Perogrullo, no está de más percatarse que si aumentan los requisitos para alcanzar la educación obligatoria, el fracaso aumenta.



Pages:   || 2 |


Similar works:

«Partnering with Asia for global innovation Sam Walsh, chief executive Asia House, London 11 December 2014 Thank you for inviting me here today. I’m Sam Walsh. Chief executive of Rio Tinto. Now, for those of you who don’t know, Rio Tinto is a British Australian company – you might have spotted the accent. We’ve got 60,000 employees in more than 40 countries. And we’re one of the world’s biggest and oldest mining and metals companies. It’s great to be here. Bohemian Fitzrovia is a...»

«MANAGEMENT COMMITTEE MANAGEMENT COMMITTEE Managing Director & CEO Mohammad Ali Zeb 4th Floor, Tanveer Building, 27 C-III, M M Alam Road, Gulberg-III, Lahore. : (042) 35772960-79 : ali.zeb@adamjeeinsurance.com Executive Director |Finance -CFO Muhammad Asim Nagi 4th Floor, Tanveer Building, 27 C-III, M M Alam Road, Gulberg-III, Lahore. : (042) 35772960-79 : asim.nagi@adamjeeinsurance.com Executive Director |Commercial Adnan Ahmed Chaudhry 4th Floor, Tanveer Building, 27 C-III, M M Alam Road,...»

«Sermon #1781 Metropolitan Tabernacle Pulpit 1 TWO PAULS AND A BLINDED SORCERER NO. 1781 A SERMON DELIVERED ON LORD’S-DAY MORNING, MAY 18, 1884, BY C. H. SPURGEON, AT THE METROPOLITAN TABERNACLE, NEWINGTON. “Then the deputy, when he saw what was done, believed, being astonished at the doctrine of the Lord.” Acts 13:12. CYPRUS was by no means a reputable island, it was devoted to the goddess Venus, and you can imagine what her worship was, and what would be the fruitful licentiousness which...»

«The Pathology and Surgery of the Salivary Glands R. A. Cawson, M. J. Gleeson, J. W. Eveson Chapter 4: Sialadenitis Conditions which are included in this chapter range from infections to immunologically mediated disease and others, such as some lymphoproliferative disorders of unknown pathogenesis. They include the following: 1. Acute suppurative sialadenitis 2. Chronic non-specific sialadenitis and sialolithiasis 3. Recurrent parotitis 4. Viral and other infections mumps cytomegalovirus other...»

«29 Steroid Induced Glaucoma Avraham Cohen Western Galilee Hospital, Department of Ophthalmology Israel 1. Introduction Increased intraocular pressure and glaucoma following corticosteroid therapy are well known issues for the ophthalmologist for more than 50 years. Corticosteroids use has gained popularity in ophthalmology as anti-inflammatory and anti-allergic agents but can have important consequences and should be used only with judicious monitoring. The therapeutic use of corticosteroids...»

«Distribution Agreement In presenting this thesis or dissertation as a partial fulfillment of the requirements for an advanced degree from Emory University, I hereby grant to Emory University and its agents the non-exclusive license to archive, make accessible, and display my thesis or dissertation in whole or in part in all forms of media, now or hereafter known, including display on the world wide web. I understand that I may select some access restrictions as part of the online submission of...»

«ANALYSIS OF CODE SWITCHING AND CODE MIXING IN THE TEENLIT CANTING CANTIQ BY DYAN NURANINDYA A THESIS In Partial Fulfillment of the Requirements For the S1 Degree at the English Department Submitted by: DIAS ASTUTI CAKRAWARTI NIM. A2B006028 FACULTY OF HUMANITIES DIPONEGORO UNIVERSITY SEMARANG 2011 PRONOUNCEMENT The writer states truthfully that this thesis is compiled by her without taking the result from other researches in any universities, both in S1 degree or in Diploma degree. Besides, the...»

«BURN DOWN THE NIGHT BURN DOWN THE NIGHT BURN DOWN THE NIGHT CRAIG KEE STRETE CHAPTER 1 It was the kind of party where the host cuts the hearts out of small children and inserts a Coke bottle in the red-rimmed hole to amuse his guests. Snort. Pop. Inject. Two rock bands from out of town and the local meat. Bikers. The surfer girls. The mad and the maddening. Don't think. Forget. Live on only what you can dream. His voice was soft. Jim Morrison was leaning against the wall making exaggerated...»

«Guía Metodológica Sistema de Seguimiento para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio ODM en Colombia Sector Salud Página 1 de 58 Sistema de Seguimiento al Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio ODM Sector Salud Colombia Guía Metodológica Coordinación editorial Dirección de Epidemiología y Demografía Grupo de Gestión del Conocimiento y Fuentes de Información Juan Carlos Rivillas García Coordinador Observatorios y Registros Nacionales Dirección de...»

«Understanding Bach, 10, 71–83 © Bach Network UK 2015 Remaining Silhouettes of Lost Bach Manuscripts? Re-evaluating J. P. Kellner’s Copy of J. S. Bach’s Solo String Compositions* ZOLTÁN SZABÓ Johann Peter Kellner (1705–1772) has long been recognised as one of the most prolific copyists of J. S. Bach’s works. Most of his copies were of organ and clavier compositions by J. S. Bach, although there are some notable non-keyboard works among them. The best known of these are the two sets...»

«3 He a lt h 4 3 Fire 0 3 0 Re a c t iv it y P e rs o n a l H P ro t e c t io n Material Safety Data Sheet Carbon disulfide MSDS Section 1: Chemical Product and Company Identification Product Name: Carbon disulfide Contact Information: Sciencelab.com, Inc. Catalog Codes: SLC4312, SLC1522 14025 Smith Rd. CAS#: 75-15-0 Houston, Texas 77396 US Sales: 1-800-901-7247 RTECS: FF6650000 International Sales: 1-281-441-4400 TSCA: TSCA 8(b) inventory: Carbon disulfide Order Online: ScienceLab.com CI#: Not...»

«NEW RIDER TRAINING SYSTEM IN NORWAY Bjørn A. Lund Norwegian Public Roads Administration Abels gt. 5 7030 TRONDHEIM NORWAY bjorn.lund@vegvesen.no Submitted To The Motorcycle Safety Foundation For presentation at: THE HUMAN ELEMENT International Motorcycle Safety Conference March 28. – 30. 2006 Long Beach, California Abstract Norway has implemented new driver and rider training system for all driving license categories from January 1, 2005. The new training model is largely based on research...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dissertation.xlibx.info - Dissertations, online materials

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.