WWW.DISSERTATION.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Dissertations, online materials
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 | 3 | 4 |

«Disponible en la World Wide Web: RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE ...»

-- [ Page 1 ] --

Acselrad, Henri. Las políticas ambientales ante las coacciones de la globalización. En publicacion: Los

tormentos de la materia. Aportes para una ecología política latinoamericana. Alimonda, Héctor. CLACSO,

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires. Marzo 2006. ISBN: 987-1183-37-2

Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/grupos/hali/C8HAcselrad .pdf

RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE CIENCIAS SOCIALES DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE, DE LA RED

www.clacso.org

DE CENTROS MIEMBROS DE CLACSO

http://www.clacso.org.ar/biblioteca biblioteca@clacso.edu.ar Henri Acselrad* Las políticas ambientales ante las coacciones de la globalización LA LITERATURA sobre política ambiental suele registrar dos mode- los conceptuales: el modelo llamado racional y el denominado realista.

Según el primero, los intereses no influyen en la definición de los pro- blemas o en la adopción de las soluciones. Se considera que ningún objetivo tiene impacto en la percepción de los desafíos. La tecnología y la ciencia responderían a las necesidades de las políticas, sin ser ac- tores independientes dotados de agendas propias. Este modelo resulta lineal y su teoría social es unidimensional –los gobiernos optimizarían el beneficio social a partir de causas claras y efectos conocidos. Así, se ignoran los contextos históricos, geográficos y culturales; hombres y mujeres son “homo economicus” unidimensionales. Lo que escapa de la racionalidad y el orden es considerado mero ruido. Por el contrario, el modelo realista justamente encuentra en el ruido lo más explicativo, al considerar las motivaciones de los actores, la cultura, los diferentes tipos de conocimientos y de racionalidades en juego. Se trata de un mo- delo conceptual interactivo y no lineal, que define las condiciones bajo las cuales los diferentes tipos de conocimiento pueden tener impactos * Profesor del Instituto de Pesquisa e Planejamento Urbano e Regional (IPPUR) de la Uni- versidade Federal do Rio de Janeiro; investigador del Conselho Nacional de Desenvolvi- mento Científico e Tecnológico, CNPq.

231 Los tormentos de la materia relevantes sobre las políticas (Boehmer-Christensen, 1994: 69-85). De- sarrollaremos a continuación un ejercicio analítico que busca discutir las políticas ambientales brasileñas contemporáneas a la luz del mo- delo llamado realista, procurando describir a los actores e intereses en juego, sus razones y lógicas propias. Destacaremos, en particular, seis mecanismos especialmente exacerbados a partir del llamado proceso de globalización: la reconfiguración del ámbito político; la elaboración simbólica deuna pos-democracia consensual; la guerra ambiental favorecida por la competencia interlocal; las dimensiones ambientales de la inserción internacional de la circulación de mercancías; la intensicación de los riesgos ambientales asociados a la desregulación; y la acentuación de las desigualdades socioambientales.

LA RECONFIGURACIÓN DEL ÁMBITO POLÍTICO: GLOBALIZACIÓN Y

REESTRUCTURACIÓN PRODUCTIVA

Por causa de profundas transformaciones de los paradigmas productivos y de los escenarios sociopolíticos a escala internacional, los estados nacionales pasaron, desde los años ochenta, a ser percibidos cada vez menos como fronteras defensivas de protección de territorios políticamente delimitados, actuando progresivamente como plataformas ofensivas para la economía mundial. Los capitales financieros se volvieron crecientemente independientes de las estructuras productivas y de las regulaciones políticas en escalas nacionales. Los estados, por el contrario, pasaron cada vez más a depender, a través del endeudamiento, de los mercados financieros privados. En los países periféricos, el déficit fiscal crónico y el deficiente ahorro interno llevaron a la competencia por recursos externos para financiar el crecimiento. La desregulación bancaria provocó una inestabilidad sistémica que pasó a desafiar a los bancos centrales. Los estados perdieron, consecuentemente, su autonomía cambiaria, y se redujo su capacidad para administrar las monedas nacionales.

Se observó entonces una reestructuración del escenario de referencia de los procesos sociales, como su desplazamiento relativo en relación a los espacios tradicionales de ejercicio de la política. Este desplazamiento abarca tanto prácticas económico-financieras como otras no estrictamente económicas, como el tráfico de drogas, nuevas epidemias y cuestiones ambientales globales. Mecanismos supranacionales (como prácticas corporativas y la dinámica de los flujos financieros) y mecanismos subnacionales (como las fragmentaciones de fondo étnico-religioso o sociopolítico) contribuyeron a la relativa deslegitimación de los estados nacionales, que aun así continúan jugando un fuerte rol de regulación en relación con la fijación espacial de la fuerza de trabajo y las restricciones inmigratorias para los países desarrollados.

232 Henri Acselrad

En el ámbito de las políticas públicas, se difundió la creencia en la racionalidad de los ajustes de mercado y de las negociaciones efectuadas en espacios decisionales segmentados. Se acortaron los horizontes temporales de las decisiones concertadas, y se sustituye la política operada en amplias escalas por procedimientos técnicos fragmentarios accionados a nivel local. Tales ajustes, compatibles con las reformas propugnadas por el llamado Consenso de Washington, no fueron sólo de carácter económico. Los estados nacionales fueron agentes decisivos en este proceso, empujados permanentemente hacia opciones políticas entre las diferentes coaliciones internas y externas de poder.





Los estados nacionales periféricos, instancias que tradicionalmente dieron forma al juego entre recesión e inflación, arbitrando entre las fuerzas que comandan la adopción del progreso técnico y las fuerzas que presionan por el alza de salarios, han visto estrecharse los espacios de posibilidad para el ejercicio de las políticas públicas. Los mecanismos de la llamada globalización vinieron a favorecer las innovaciones técnicas y a debilitar a las organizaciones sindicales, sentando las bases de una modernización que se revela crecientemente incapaz de integrar a la sociedad. Pues justamente lo que el discurso hegemónico pretende propiciar es que los procesos sociales pasen a ser gobernados sustancialmente por la propia dinámica de la innovación tecnológica, en contra de opciones colectivas fundadas en valores y proyectos que puedan ser discutidos en espacios públicos.

En Brasil, como en gran parte de los países periféricos, se interrumpieron los procesos formadores del mercado interno, y se neutralizaron simultáneamente las fuerzas redistribucionistas que habían generado espacios objetivos de solidaridad, a través de vínculos económicos interregionales, fundamento de la unidad nacional. Se debilitaron consecuentemente las condiciones de obtención de mayor homogeneidad relativa de los niveles de vida regionales. La capacidad de inserción internacional fue erigida como el principal factor de dinamización económica, y el discurso de la competitividad fue evocado para legitimar el desempleo, un costo social inevitable o atribuido a la propia incompetencia de los trabajadores, y para impulsar la movilización militarizada para el trabajo intensificado de los que no perdieron sus empleos. Los estados nacionales, reducidos a la condición de estados comerciales abiertos, se adecuaron funcionalmente a la dinámica de las estrategias que vinculaban crecientemente lo nacional a los procesos de mundialización.

Las nuevas regulaciones del mercado mundial han contribuido también para la redefinición de las instituciones sociopolíticas pertinentes. Por un lado, los procesos de reconstrucción de los estados nacionales, inclusive de aquellos autoproclamados como situados más allá del

233Los tormentos de la materia

nacional-desarrollismo y del neoliberalismo, se sobreponen cada vez más a los espacios decisionales de las naciones, instancias reguladas por las fuerzas hegemónicas de los países emisores de monedas fuertes.

Por otro lado, se evidencia una inversión de los mecanismos de legitimación de los estados. La legitimidad del Estado desarrollista provenía del aumento del gasto público y de la inflación presupuestaria, mientras que actualmente las políticas gubernamentales, aun las discursivamente comprometidas con políticas sociales (como las del presidente Lula), buscan legitimarse frente al capital internacional por la reducción de los gastos y por su éxito en la destrucción de un modelo de redistribución que había establecido una sociabilidad desarrollista.

El Estado planificador nació, en los países capitalistas centrales, del reconocimiento de la crisis como horizonte cotidiano del mercado y se constituyó en el esfuerzo de comprender su fenomenología objetiva y de integrar su emergencia subjetiva. La planificación de la posguerra no configuró la expresión de un período de prosperidad y de ausencia de conflictos, sino un modo preciso de hacer de la crisis el motor del desarrollo. En esta perspectiva, la crisis de la planificación y de los mecanismos de financiamiento del crecimiento con redistribución consistió en una derivación de la llamada crisis del Estado de crisis, es decir, de un modo determinado de conducción de los conflictos en la dinámica del desarrollo.

En Brasil, la configuración peculiar del Estado desarrollista habría hecho del desarrollo la forma de constitución de bloques de capital, de organización de mercados y de promoción de una fuga hacia adelante, absorbiendo la crisis a través del financiamiento inflacionario.

El desmontaje del Estado-plan keynesiano-fordista en las economías centrales y del desarrollista en Brasil puso en nuevos términos a las relaciones entre los ámbitos públicos nacionales e internacionales y los procesos de producción/gestión/coordinación de las crisis en el capitalismo mundializado.

En este contexto, una nueva ortodoxia del desarrollo incorporó a lo largo de los años noventa un conjunto de innovaciones discursivas que trataron de redistribuir legitimidad y poder en el gobierno de los hombres y de las cosas. La noción de gobernanza, recientemente agregada a las condicionalidades del ajuste liberal de los años ochenta, es una de las más sugestivas en significados. Si buscamos su genealogía en la literatura del Banco Mundial, percibimos que nace del esfuerzo conceptual de técnicos que buscaban legitimar la acción de las agencias multilaterales de desarrollo en países donde los estados nacionales estaban penetrados por la corrupción y por bajos índices de gobernabilidad. La cuestión presentada era: ¿cómo ayudar al desarrollo de estos países sin herir la soberanía política de sus gobiernos, respetando los propios estatutos del Banco Mundial? La solución discursi

<

234 Henri Acselrad

va encontrada fue la de separar las funciones propiamente políticas, mantenidas en la órbita de los gobiernos nacionales, de las funciones llamadas de gobernanza, entendidas como referidas a la buena gestión de los recursos de un país, y vistas como de corte estrictamente gerencial, pasibles, por lo tanto, de ser asumidas por los organismos multilaterales (World Bank, 1992: 1-61).

Si nos remitimos al origen de la noción de gobierno, diremos que se trató de promover una operación discursiva que Foucault llamaría desgobernamentalización del Estado. Vale la pena recordar el análisis desarrollado por este autor sobre el nacimiento de la noción de gobierno como modo de conducción lineal a un determinado fin de niños, familias, almas, por ejemplo, por intermedio de los saberes de la pedagogía, de la economía doméstica, de las pastorales, respectivamente (Foucault, 1979: 277-293). El Estado pre-moderno no gobernaba, apenas aseguraba la soberanía sobre el territorio. Una literatura anti-maquiavélica habría promovido la introducción de la noción de gobierno en el seno de los estados modernos entonces nacientes. La noción de soberanía, hasta entonces motor principal de la acción de los príncipes, caracterizada por la búsqueda circular de dominio sobre los territorios, dio lugar ahora a la preocupación lineal dirigida hacia el gobierno de hombres y de cosas. La economía política surgió paralelamente, como un saber estratégico de Estado relativo a la conducción de las cosas hacia la producción de riquezas. Una biopolítica, de la cual la estadística es parte central, emergió como un saber sobre los hechos poblacionales, requiriendo higiene, salud y reproducción orientadas colectivamente hacia el abastecimiento de las cantidades suficientes de trabajo para la producción capitalista naciente. Porque así como los estados nacionales incorporaron históricamente las prácticas gubernamentales en el siglo XIX, estaríamos hoy presenciando un externalización de algunas de esas prácticas, sea por vía de la privatización, sea por vía de un discurso sobre responsabilidad social de las empresas o sobre la necesidad de que la sociedad tome en sus manos sus propios problemas.

De la misma forma en que se pretende hacer creer que las reformas de mercado generarán crecimiento y prosperidad, se intenta difundir también la idea de que existen recetas administrativas autónomas, distanciadas del mundo turbulento de la política, de la estructura y de la competencia del Estado, e indispensables para la eficiencia de los propósitos del ajuste. Se recurre al viejo e irrealizado truco liberal de la separación entre los mercados y los espacios de la política. Para concretizarlo, los flujos oficiales de financiamiento internacional al desarrollo son crecientemente vinculados a reformas institucionales nucleadas por la temática de la buena gobernanza. La gestión de la gobernabilidad es identificada con la capacidad de reducir las incertidumbres para los

235Los tormentos de la materia

capitales mundializados, eliminando los márgenes de posibilidad de que las reglas e instituciones económicas puedan ser alteradas.



Pages:   || 2 | 3 | 4 |


Similar works:

«Historical/cultural ecology of the Tohono O'odham nation Item type text; Dissertation-Reproduction (electronic) Authors Seivertson, Bruce Lynn Publisher The University of Arizona. Rights Copyright © is held by the author. Digital access to this material is made possible by the University Libraries, University of Arizona. Further transmission, reproduction or presentation (such as public display or performance) of protected items is prohibited except with permission of the author. Downloaded...»

«1 Z.J. Farris Curriculum vitae Zach J. Farris, PhD Adjunct Faculty ∞ Postdoc Researcher ∞ Virginia Tech Address: 124 Cheatham Hall Department of Fish and Wildlife Conservation Virginia Tech, Blacksburg, VA 24061 Phone: (540) 818 0119: Fax (540) 231-7580 Email : zjfarris@vt.edu Website: www.zachfarris.yolasite.com Post-doc research: www.maddoginitiative.com EDUCATION 2014 Ph.D. Virginia Tech (Dept. of Fish & Wildlife Conservation). Dissertation: “Carnivore ecology across the Masoala-Makira...»

«SELMA MEDEDOVIC THAGARD CURRICULUM VITAE September 2013 Assistant Professor Department of Chemical and Biomolecular Engineering, Clarkson University 8 Clarkson Avenue, Potsdam, NY, 13699 http://people.clarkson.edu/~smededov/ (315)-268-4423 (TEL) (315)-268-6654 (FAX) e-mail: smededov@clarkson.edu PROFESSIONAL APPOINTMENTS Assistant Professor (August 2010-Present) • Department of Chemical and Biomolecular Engineering, Clarkson University, Potsdam, New York. Postdoctoral Researcher (August...»

«Christensen, V. and D. Pauly. 1992. ECOPATH II a software for balancing steadystate ecosystem models and calculating network characteristics. Ecological Modelling 61: 169-185. 169 Ecological Modelling, 61 (1992) 169-185 Elsevier Science Publishers B.V., Amsterdam ECOPATH II a software for balancing steady-state ecosystem models and calculating network characteristics * V. Christensen and D. Pauly International Center for Living Aquatic Resources Management (ICLARM), MC P.O. Box 1501, Makati,...»

«Advice to the Minister for the Environment, Heritage and the Arts from the Threatened Species Scientific Committee (the Committee) on an Amendment to the list of Threatened Ecological Communities under the Environment Protection and Biodiversity Conservation Act 1999 (EPBC Act) 1 Name of the ecological community Natural grasslands on basalt and fine-textured alluvial plains of northern New South Wales and southern Queensland.This advice follows the assessment of: i. A nomination to list the...»

«ECOLOGY OF THE IGUANID LIZARD, UROSAURUS GRACIOSUS, IN ARIZONA Item type text; Dissertation-Reproduction (electronic) Authors Gates, Gerald Otis, 1938Publisher The University of Arizona. Rights Copyright © is held by the author. Digital access to this material is made possible by the University Libraries, University of Arizona. Further transmission, reproduction or presentation (such as public display or performance) of protected items is prohibited except with permission of the author....»

«Thaiszia J. Bot., Košice, 20: 53-70, 2010 THAISZIA http://www.bz.upjs.sk/thaiszia JOURNAL OF BOTANY Community ecology and invasion of natural vegetation by Cynanchum rossicum (Asclepiadaceae) in the Toronto region, Canada 1 VLADIMIR V. KRICSFALUSY & GAVIN C. MILLER Ecology Division, Toronto and Region Conservation Authority 5 Shoreham Dr., Downsview, ON M3N1S4, Canada; gmiller@trca.on.ca 1 Current address: School of Environment and Sustainability, University of Saskatchewan 117 Science Place,...»

«The Sport Psychologist, 2012, 26, 375-389 © 2012 Human Kinetics, Inc. Psychological Preparation of Goalkeepers for the 11-m Penalty Kick in Soccer—A Review Ronnie Lidor, Gal Ziv, and Tamar Gershon In this article we reviewed a series of studies (n = 18) on psychological preparation of the goalkeeper (GK) for the 11-m penalty kick in soccer. The main findings of this review were that deception strategies (e.g., standing slightly off-center) can increase the chances of the kick being directed...»

«a new generation of scientists YSSP Young Scientists Summer Program YSSP Participants 2016 Biographical Sketches and Research Project Abstracts Table of Contents Advanced Systems Analysis Program (ASA) Air Quality and Greenhouse Gases Program (AIR) Arctic Futures Initiative Evolution and Ecology Program (EEP) Energy Program (ENE) Ecosystems Services and Management Program (ESM) World Population Program (POP) Risk and Resilience Program (RISK) Transitions to New Technologies Program (TNT) Water...»

«Copyright © 1998 BANANA, COCONUT & BREADFRUIT B Y DR. F RANKLIN W. M ARTIN Date Unknown ECHO TECHNICAL NOTE WHY GROW THESE PARTICULAR FRUIT? There are more than one hundred major species of fruits in the tropics, which make a very interesting contribution to the appetite as well as to good nutrition. These species vary in ecological requirements, in season of production, in yields, uses and, of course, in many other characteristics. The three fruits that are the subject here are outstanding...»

«Family Physidae Amy R. Wethington Purdue University (Shell pictures taken from Burch and Tottenham 1980) Family Physidae The family Physidae has a holarctic distribution with extensions into Central and South America. Physidae have the following features which separate them from other pulmonate families: high spired sinestral shell, radula with teeth in v-shaped rows, no lateral teeth, and no hemoglobin or pseudobranchia. They are hermaphrodites with the ability to self fertilize and can be...»

«International Journal of Research in Applied, Natural and Social Sciences (IJRANSS) Vol. 1, Issue 1, June 2013, 19-24 © Impact Journals ECOLOGY AND CONSERVATION STATUS OF THE WEST AFRICAN MANATEE (TRICHECHUS SENEGALENSIS) IN ENIONG CREEK, SOUTH NIGERIA OGOGO A. U1, ENIANG E. A2, NCHOR A. A3 & NKAMENYIN O. O4 1,3 Department of Forestry & Wildlife Resources Management, University of Calabar, Calabar, Cross River State, Nigeria 2,4 Department of Forestry and Wildlife, University of Uyo, Uyo, Akwa...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dissertation.xlibx.info - Dissertations, online materials

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.