WWW.DISSERTATION.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Dissertations, online materials
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 | 3 | 4 |

«Fernanda Valeria Torres Universidad Nacional de La Plata/ Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina) Resumen Este ...»

-- [ Page 1 ] --

Vol. 1, N.º 49 (enero-marzo 2016)

Organización Barrial Tupac Amaru en San Salvador de Jujuy:

¿Un movimiento social urbano?

Fernanda Valeria Torres

Universidad Nacional de La Plata/ Consejo Nacional

de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina)

Resumen

Este trabajo se propone revisitar la categoría Movimientos sociales urbanos enlazando con las

concepciones posibles de ciudad que dicha categoría analítica puede asumir. Nos referimos

por un lado, a las interpretaciones que comprenden los movimientos sociales por su contexto de intervención: la ciudad o el campo, basándose en una concepción del espacio como escenario y “contenedor” de hechos y procesos sociales. Por otro lado, encontramos aproximaciones que identifican los movimientos sociales urbanos por sus acciones colectivas conscientemente destinadas a modificar el papel de la ciudad en la sociedad o a redefinir el significado histórico de lo “urbano”. En cualquier caso se mantiene la distinción entre lo urbano y lo rural, que ha demostrado ser una dicotomía poco productiva para analizar procesos que, las más de las veces, se presentan como formas de hibridación entre ambas situaciones.

Específicamente, me propongo analizar el caso de la Organización Barrial Tupac Amaru en la ciudad de San Salvador de Jujuy, Argentina, atendiendo su identificación como un movimiento social urbano o no y las connotaciones que dicha caracterización podrían tener en la búsqueda de comprender parte de la relación que puede plantearse entre ciudad, territorio, movimientos sociales y construcción de identidades.

Palabras clave: Movimiento social, ciudad, Organización Barrial Tupac Amaru.

Artículo recibido: 03/02/16; evaluado: entre 09/02/16 y 17/03/16; aceptado: 18/03/16.

415 Vol. 1, N.º 49 (enero-marzo 2016) Prólogo necesario Al momento de enviar el presente trabajo para ser evaluado por el comité de la revista, la OBTA se encuentra atravesando un momento de grave tensión y conflicto con la detención de su principal dirigente, Milagro Sala, la acusación de corrupción sobre el funcionamiento de la organización y la clara intención por parte del gobierno provincial de lograr su desarticulación y vaciamiento. La fortaleza del movimiento y su capacidad de resistencia están siendo puestas en juego, junto con la posibilidad de que, con errores y aciertos, una organización como la Tupac, nacida del seno de las necesidades de los sectores más humildes de una provincia postergada por décadas, pueda seguir articulando una alternativa popular.

Movimientossociales urbanos En el marco de los procesos de globalización que han venido caracterizando el mundo de finales del siglo XX y las denominadas luchas por el poder de la identidad que han protagonizado diversos movimientos sociales en occidente, ciertos autores remarcaron la importancia de la reacción de los habitantes de la ciudad frente al “espacio de los flujos”, reacción bajo una forma de articulación espacial del poder en nuestra sociedad.

Cuando se habla del “espacio de los flujos”, oponiéndose según palabras de Manuel Castells al “espacio de los lugares”, se recupera lo ya enunciado por autores que se ocuparon del problema urbano hace varios años, como el estudio ya clásico de Henri Lefebvre (1976) El derecho a la ciudad, es decir, a la vida urbana como condición del humanismo y de renovación de la democracia. Lefebvre llamó la atención sobre el proceso de degradación de los espacios urbanos que perdían paulatinamente su estatuto de lugares de uso para convertirse en lugares de intercambio, gobernados por su valor de cambio, en consonancia con las leyes del mercado.

Esto explica la forma en que es interpretado el problema de la vivienda. Y también explica parte de la emergencia de los denominados movimientos sociales urbanos (MSU), que surgen y se organizan como colectivos que confrontan de diversa manera con esa comodificación creciente de la vida de los hombres en las ciudades y de sus relaciones fundamentalmente, aunque no sólo a través de la gestión y la consideración sobre el tema de la vivienda.

Manuel Castells es quien más se ha ocupado de delimitar la categoría de Movimientos sociales urbanos. El autor fue transformando su postura sobre el tema a lo largo de los años, aquí me baso en la postura defendida en su obra La ciudad y las masas. Sociología de los movimientos sociales urbanos, en la cual señala que entiende por MSU “acciones colectivas

416 Vol. 1, N.º 49 (enero-marzo 2016)

conscientemente determinadas a transformar los intereses y valores sociales de una ciudad históricamente determinada” (Castells, 1986:20-21). Para él la ciudad, al igual que la sociedad, es un producto social de intereses y valores en pugna. La transformación de la ciudad obedece tanto a la acción de los intereses dominantes como a la resistencia y desafío que oponen las bases populares a esa dominación. ¿Qué características tiene que cumplir la acción colectiva

para podamos distinguir específicamente un MSU? Las tres siguientes:

• que se autodenominen urbanos, ciudadanos o se consideren relacionados con la ciudad,

• que estén basados en la localidad y territorialmente definidos y

• que se movilicen en torno a tres objetivos: el consumo colectivo y la ciudad como valor de uso; la identidad, la autonomía cultural y la comunicación; y finalmente, la autogestión política basada en el territorio.





Con el primer objetivo, el consumo colectivo, se pretende lograr para los residentes una ciudad organizada en torno al valor de uso frente a la mercantilización de la vida y los servicios urbanos desde la lógica del valor de cambio. Este objetivo comprende la provisión de viviendas como servicio público, la preservación de edificios históricos y la reivindicación de espacios libres o equipamientos para la mejora de la vida de la comunidad. El segundo objetivo se basa en la búsqueda de la identidad cultural a partir del mantenimiento o creación de culturas locales autónomas, étnicamente basadas o históricamente organizadas. El tercer objetivo se orienta a la búsqueda de un poder creciente para el gobierno local, vía descentralización de los barrios o autogestión urbana, en contraposición con el modelo de Estado centralizado.

Para lograr su máximo impacto, es decir, la transformación del significado de la ciudad hacia un modelo alternativo constituido por “una red de comunidades culturales definida por el tiempo y el espacio, autogestionada políticamente con miras a la maximización del valor uso para los residentes” (Castells, 1986: 432), los MSU deberían poder articular los tres objetivos en sus prácticas. Además, se espera que se conecten con la sociedad mediante una serie de “operadores organizacionales” (medios de comunicación, profesionales y partidos políticos) pero manteniéndose organizativa e ideológicamente autónomos respecto a los partidos políticos.

¿Por qué los movimientos sociales urbanos se articulan alrededor de estos tres objetivos y no otros? Porque estos constituían (…) los tres proyectos alternativos a los modos de producción y modos de desarrollo que predominan en nuestro mundo. La ciudad de valor de uso se contrapone a la forma capitalista de ciudad en cuanto a valor de cambio; la ciudad como red de comunicación, al flujo de información unidireccional característico del modelo de desarrollo informacional, y la ciudad como entidad

–  –  –

política de libre autogestión, al recurso al estado centralizado en cuanto instrumento de autoritarismo y amenaza de totalitarismo (Castells, 1986:438).

Así pues, la consecución simultánea de estos objetivos generaría un cambio en el significado de la ciudad, al representar los principales puntos de oposición a la lógica dominante: el capitalismo, el informacionalismo y el estatismo.

No obstante, a diferencia de lo expuesto en La cuestión urbana (1972) el autor considera que un cambio estructural nunca sería posible por parte de los MSU, a los que define como “utopías reactivas”. Así, para Castells, los MSU “no son agentes de cambio estructural, sino síntomas de resistencia a la dominación social, aun cuando, en su esfuerzo por resistir, produzcan efectos importantes en las ciudades y sociedades” (Castells, 1986: 444).

Y no pueden transformarse en agentes de cambio estructural porque no son capaces de construir un proyecto históricamente viable de producción económica, comunicación o gobierno ni de reorganizar la relación entre la producción, la circulación y el consumo. Y esto es sencillamente porque esta tarea está fuera del alcance de cualquier comunidad local en una sociedad cada vez más global, en la cual el capitalismo es global, los medios de comunicación se masificaron y el Estado es cada vez más burocrático y centralizado.

Una frase de Castells es por demás elocuente: “Y así, cuando la gente se ve incapaz de controlar el mundo, simplemente reduce este al tamaño de su barrio” (Castells, 1986:446).

Considero que esa lógica de pensamiento refleja una de las posibilidades que ha sido caracterizada por Munck (1995) como típica entre los movimientos sociales: la acción autorrestringida (self-limiting) mediante la cual los movimientos desarrollan una tendencia antipolítica. Buscando el cambio en el mundo de la sociedad civil a través de una política de la identidad, no entran en contacto con la arena político-institucional ni aplican una estrategia política es decir, restringen su accionar a la arena de la sociedad civil, perdiendo de vista el desafío que implica la orientación al cambio. Palabras que pensadas en otro contexto y a través de un lente escalar diferente suenan muy parecidas a las de Castells para pensar los MSU.

Calderón y Dos Santos por su parte indican algunos de los rasgos asumidos por los MSU en América Latina durante la década del ochenta, cuando comenzó a primar un “estilo de gestión neoliberal” (Calderón y Dos Santos, 1989:16) por parte de casi la totalidad de los Estados latinoamericanos. Consideran que los MSU en América Latina: “(…) tienen la virtud de cuestionar las formas institucionales de organización estatal y, en especial, las formas de participación en la toma de decisiones en torno de lo urbano y de las problemáticas de los sectores populares en el ámbito de las ciudades” (Calderón y Dos Santos, 1989:21). Pero en sintonía con lo expresado por Castells, advierten sobre la dificultad de trascender el nivel local

418 Vol. 1, N.º 49 (enero-marzo 2016)

perdiendo en consecuencia las aspiraciones y demandas de mayor y mejor participación en lo nacional, perdiendo, en fin, la capacidad de generar historicidad.

Nuevamente aparece el problema del dimensionamiento de la acción social en la política, las formas mediante las cuales adquirir información y capacitación sobre los mecanismos de gestión y de regulación de las relaciones sociales y políticas que incidan en el develamiento de las redes y estrategias de poder.

En este trabajo nos interesa repensar esta caracterización de los MSU, recreando un concepto de territorio que, a la vez que permita trascender la dicotomía rural urbano, nos permita comprender la posibilidad de cambio estructurada en pos de la defensa y las luchas en torno a una concepción, uso y práctica del territorio, sea este territorio urbano o rural, y articulado por movimientos que no necesariamente se autodenominen como movimientos sociales urbano y quizás ni siquiera como movimientos sociales.

Para esto analizo el caso de la Organización Barrial Tupac Amaru en la ciudad de San Salvador de Jujuy, siendo nuestro interrogante si estamos ante una “creación social (no societal) circunscripta pero exitosa” (Calderón y Dos Santos, 1989:28) es decir, si su experiencia puede tratarse como parte de un movimiento social territorial (ya no urbano, sino también periurbano, rururbano, etc.) que demanda una institucionalización renovadora de la representación social o un mejoramiento en el sistema de representación política, que excede la demanda en el plano de los derechos de la ciudadanía social aunque los incluye y que abre un potencial transformador a ser analizado.

El territorio y la ciudad

Propongo traducir la propuesta de Lefebvre en torno al espacio social en dos conceptos de un nivel de generalidad menor que son, por supuesto, distinguibles analíticamente pero que conviven entramados y superpuestos en la vida real: territorio y lugar; nuestro particular interés en este trabajo es resaltar la importancia del primero para poder comprender el caso bajo estudio.

La especificidad del territorio proviene de su asociación con las relaciones de poder es decir, permite introducir la variable política al pensar el espacio construido en tanto territorio como producto de relaciones de poder, de dominación y resistencia (Sack, 1986; Raffestin, 1993;

Lopes de Souza, 1995; Santos, 2000; Fernandes Mançano, 2009, entre otros). Bajo esta definición puede haber varios territorios en un mismo espacio, porque para que haya territorio el límite debe ser usado para controlar su acceso; en términos generales podemos decir que

419 Vol. 1, N.º 49 (enero-marzo 2016)

tiene que existir una relación de poder, una relación de dominación actuando tras la delimitación y ejercicio de un territorio.

Lo que distingue el concepto de lugar por otra parte, es el proceso de identificación con un determinado espacio a través de diversos instrumentos simbólicos y experienciales: nos referimos a los sentimientos de pertenencia o extrañamiento, de apego o rechazo frente a un espacio definido de acuerdo a la carga de experiencias, emociones, representaciones que ofrecen la posibilidad de una relación identitaria, o no, con este.



Pages:   || 2 | 3 | 4 |


Similar works:

«Las mujeres y la guerrilla: ¿un espacio para las políticas de género? Women and guerrila: a space for a gender agenda? Carolina Jiménez Sánchez 1 Universidad de Málaga (España) Recibido: 26-03-14 Aprobado: 11-04-14 Resumen El presente artículo examina la naturaleza de la guerra de guerrillas desde una perspectiva de género y con una especial consideración de su impacto en los diversos escenarios iberoamericanos en los que se libró o se libran luchas armadas con la intervención de...»

«Handbook for the SXV-M25C Issue 1 June 2004 Starlight Xpress Ltd SXV-M25C SuperHAD 6Megapixel USB One-Shot Colour CCD camera User manual Thank you for purchasing a Starlight Xpress CCD camera. We hope that you will be very satisfied with the results. The SXV-M25C is an advanced, very high-resolution cooled CCD camera, especially designed for ‘One-Shot’ colour astronomical imaging. The features include a built-in, fully programmable, USB 2 super-fast computer interface (USB 1.1 compatible),...»

«Episode 57, “Two Protons Walk Into an H Bar” Dramatis personae: Ben Tippett Brian Cross Nicole Prent Jacqueline Townsend Copyright Ben Tippett The Titanium Physicists Podcast www.titaniumphysics.com Ben: Never be afraid. There's nothing which is known which can't be understood. There's nothing which is understood which can't be explained. For over 50 episodes now, my team and I have brought you to the very frontier of knowledge in physics and astronomy. And still our mission goes on. To...»

«LOS PATIOS ESCOLARES: ESPACIOS DE OPORTUNIDADES EDUCATIVAS Imma Marín Resumen: Este artículo presenta los resultados de una investigación1 realizada en 30 centros de educación primaria de Cataluña. El objetivo de la indagación fue reflexionar sobre el concepto y praxis que en las escuelas tienen sobre los usos, espacios, actividades y tiempos de los patios escolares, así mismo promover el debate sobre la adecuación de estos espacios para que cumplan con su función educativa. La...»

«Astronomy Cast Episode 76: Lagrange Points Fraser Cain: Gravity is always pulling you down, but there are places in the solar system where gravity balances out. These are called Lagrange points and space agencies use them as stable places to put spacecraft. Nature is on to them and has already been using them for billions of years. Before we get on to it, let’s talk about pronunciation. I said it Lagr-ahunge points. Is that okay? Dr. Pamela Gay: I have heard it said Lagr-ahunge points,...»

«Published in Surf. Sci. 602, 2936 (2008). Step Formation on Hydrogen-etched 6H-SiC{0001} Surfaces S. Nie, C. D. Lee§, and R.M. Feenstra* Dept. Physics, Carnegie Mellon University, Pittsburgh, PA 15213, USA Y. Ke, R.P. Devaty and W.J. Choyke Dept. Physics and Astronomy, University of Pittsburgh, Pittsburgh, PA 15260, USA C. K. Inoki and T. S. Kuan Dept. Physics, University at Albany, SUNY, Albany, NY 12222, USA Gong Gu Sarnoff Corporation, CN5300, Princeton, NJ 08543, USA The formation of step...»

«Antonio Marín Márquez: Quejío, Los Palos, Herramientas, 1972-1977, La Cuadra de Sevilla [Investigación realizada para el proyecto A la calle me sali: teatro urbano, corralas de vecinos y polígonos de vivienda organizado por Plataforma Independiente de Estudios Flamencos Modernos y Contemporáneos-PIE.FMC y UNIA arteypensamiento en colaboración con el Centro de Documentación de las Artes Escénicas de Andalucía] Quejío, Los palos y Herramientas 1. El objeto Esta charla aborda los...»

«John Redden Copyright 2008 © Cosmos Heaven Awakening I have no beginning or. and. Click. The grains of dirt on my plain don't live. A plain I know for all conscious existence spreads before me. The colors change slightly to make up time periods. This awakening period is unusual. There was a clear impression Ideea had on the borderlands of her consciousness. She had visions of a brown haired woman in a cool and comfortable place very different from the omnipresent Waste. Then the words that...»

«El recreo igualitario Guía de recursos sobre coeducación y espacio Ayto. de Hernani (Gipuzkoa) Introducción Esta guía se enmarca dentro de un programa coeducativo auspiciado por el Consejo de Igualdad y el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Hernani (Gipuzkoa) desde octubre de 2003. Comenzamos con unas sesiones de sensibilización para el profesorado y las familias. En una segunda fase, realizamos una pequeña investigación antropológica sobre el uso del espacio en dos centros escolares...»

«Kochhar, Rajesh & Narlikar, Jayant (1995) Astronomy in India: A Perspective (New Delhi: Indian National Science Academy), Chap.1 1 Historical perspective India, as can be expected from an ancient culture, has a long astronomical tradition. The oldest astronomical text in India is the Vedanga Jyotisha (astronomy as part of the Vedas), one part of which is attributed to Lagadha. It is dated about 1400 BC on the basis of the statement in the book that the winter solstice took place at the star...»

«International Astronomical Union Standards Of Fundamental Astronomy SOFA Time Scale and Calendar Tools Software version 13 Document revision 1.4 Version for C programming language http://www.iausofa.org 2016 July 14 SOFA BOARD MEMBERS John Bangert United States Naval Observatory (retired) Steven Bell Her Majesty’s Nautical Almanac Office Mark Calabretta Australia Telescope National Facility (retired) Nicole Capitaine Paris Observatory William Folkner Jet Propulsion Laboratory Catherine...»

«Elementary simulation of tethered Brownian motion John F. Beausang,1 Chiara Zurla,2 Luke Sullivan,3 Laura Finzi,2 and Philip C. Nelson1, ∗ 1 Department of Physics and Astronomy, University of Pennsylvania, Philadelphia PA 19104, USA 2 Department of Physics, Emory University, Atlanta GA 30322 3 Ursinus College, Collegeville, PA 19426-1000 (Dated: October 1, 2006) We describe a simple numerical simulation, suitable for an undergraduate project (or graduate problem set), of the Brownian motion...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dissertation.xlibx.info - Dissertations, online materials

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.