WWW.DISSERTATION.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Dissertations, online materials
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 | 3 |

«Introducción Esta guía se enmarca dentro de un programa coeducativo auspiciado por el Consejo de Igualdad y el Área de Igualdad del Ayuntamiento ...»

-- [ Page 1 ] --

El recreo igualitario

Guía de recursos sobre coeducación y espacio

Ayto. de Hernani (Gipuzkoa)

Introducción

Esta guía se enmarca dentro de un programa coeducativo auspiciado por el Consejo de

Igualdad y el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Hernani (Gipuzkoa) desde octubre de

2003. Comenzamos con unas sesiones de sensibilización para el profesorado y las

familias. En una segunda fase, realizamos una pequeña investigación antropológica sobre

el uso del espacio en dos centros escolares del municipio. Ahora, presentamos esta guía de recursos sobre coeducación y espacio.

Nos hemos centrado en el espacio de recreo por varias razones:

Las desigualdades entre niñas y niños en el uso del espacio de recreo son flagrantes. Además, han variado muy poco desde la introducción de la educación mixta en nuestras escuelas.

La modificación del espacio de recreo es relativamente sencilla si la comparamos con la de otros aspectos de la coeducación. El cambio de actitudes, la producción y revisión de material didáctico o los cambios curriculares exigen mayor esfuerzo.

La sorprendente escasez de iniciativas respecto a la modificación del espacio escolar con criterios igualitarios.

Niñas y niños utilizan el espacio de recreo de manera muy diferente, algo de lo que cualquier observador(a) –más aún los y las profesionales de la enseñanza– puede

percatarse:

Extensión del espacio: los niños ocupan áreas mucho mayores que las niñas.

Calidad del espacio: las niñas utilizan espacios más marginales y carentes de una identificación, mientras que los niños ocupan lugares más centrales.

Las actividades realizadas en cada espacio son, en consecuencia, valoradas de diferente

forma:

Los niños dedican su tiempo de recreo a actividades socialmente valoradas, como el deporte y, de manera particular, el fútbol.

Las niñas pasan su tiempo de recreo repartido en una mayor variedad de actividades que no están tan valoradas y que se clasifican como pasatiempos o entretenimientos (saltar a la goma, jugar a cromos, bailar, patinar, hablar, jugar al brilé).

El objetivo de esta guía es, precisamente, proporcionar algunas ideas que permitan

-1- reorganizar el espacio de recreo para un uso más igualitario. ¿Por qué pensamos que es importante un uso igualitario? Porque el espacio no sólo refleja la organización social desigual, sino que la reproduce y perpetúa. Dicho de otro modo: la manera en la que se organiza un espacio condiciona su uso. Cuando un patio está diseñado de tal manera que prevé y respalda que los niños utilicen más espacio, o los espacios más centrales o importantes, y las niñas los más marginales, está transmitiendo y reforzando

determinados modelos de comportamiento. Lo que perseguimos es justo lo contrario:

crear un espacio diferente, que no apoye esas conductas estereotipadas, que permita otros usos y la adquisición de habilidades, valores y destrezas independientemente del sexo del alumnado.

El espacio

Podemos definir el espacio como un área física delimitada y condicionada por:

Las actividades que se realizan en ella. Así, las habitaciones de una casa (la cocina, el comedor, el dormitorio) vienen definidas por lo que hecemos en ellas (cocinar, comer, domir).

Las personas que la ocupan. Por ejemplo, en una empresa, el director o la directora se instalará en un lugar diferente al que ocupan los y las trabajadoras.

Los elementos que la delimitan, (paredes, puertas, carteles, líneas, límites invisibles).

Los elementos o contenidos simbólicos que le asignamos. Pensemos en la iglesia, el centro de la ciudad o la plaza del pueblo.

Al mismo tiempo, el espacio condiciona lo que se encuentra en su interior:

La identidad de las personas: en un hospital seremos enfermero-a, paciente, limpiador(a) o médico-a.

La conducta y las actitudes de las personas: no nos comportamos igual en una iglesia que en un bar, en un hospital que en una escuela.

Las actividades que se realizan en su interior: unos lugares sirven para descansar, otros para trabajar, para divertirse, para rezar.

El significado de las actividades que se realizan en un lugar: no tiene el mismo significado beber vino en un iglesia que en un bar.

Sin duda, el espacio sirve para dividir, para categorizar: las niñas y los niños aquí, las personas mayores allá; las mujeres en un sitio, los hombres en otro. El espacio nos habla de divisiones sociales, de jerarquías, de fronteras entre grupos de personas. Analizando el espacio, podemos descubrir las desigualdades de una sociedad.

El uso del espacio está condicionado básicamente por dos elementos:

La diferente socialización y educación que mujeres y hombres reciben desde que

–  –  –

La manera en la que está diseñado el espacio. Volviendo a la escuela, si el espacio del recreo está ocupado en su mayoría por un campo de fútbol, lo limitamos a un tipo de actividad realizada mayoritariamente por los niños. Además, al dar al fútbol tal centralidad, se dejan de valorar otras actividades (por ejemplo, las que realizan las niñas) y se excluye a las niñas de un espacio socialmente muy valorado.





Detrás del diseño de un espacio siempre hay una concepción con respecto a su uso, aunque muchas veces no sea consciente. Para darnos cuenta de esas diferencias, es precisa una observación sistemática de la utilización que niñas y niños hacen del espacio escolar, puesto que todos-as hemos vivido esos usos con absoluta naturalidad.

No es fácil cambiar las ideas que tenemos sobre el papel que hombres y mujeres ocupan en la sociedad, y, por extensión, sobre los espacios que usan y cómo lo hacen. A pesar de ello, confiamos en que diseñar el espacio con criterios igualitarios promueva una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

La intervención en el espacio escolar A partir de la bibliografía existente y de nuestro trabajo de campo en Hernani, hemos elaborado una serie de propuestas de transformación del espacio escolar con las que

perseguimos los siguientes objetivos:

Impulsar usos del espacio que no respondan a los estereotipos de género.Como hemos mencionado, los espacios escolares siguen reforzando modelos estereotipados de mujeres y hombres que pretendemos superar.

Cambiar la interacción entre chicos y chicas.Niños y niñas interactúan poco y, a menudo, de manera conflictiva, especialmente durante la preadolescencia.

Animar a las chicas a utilizar más el espacio exterior y a que realicen más actividades físicas a través de la promoción de actividades que sean de su gusto.Se observa una mayor pasividad en las niñas, quienes en la adolescencia presentan un grado de sedentarismo preocupante.

Romper las jerarquías que condicionan el uso del espacio.El espacio escolar está organizado por sexo y edad, y esa organización implica una serie de jerarquías y desigualdades (los espacios masculinos son más valorados que los femeninos, y los de las y los mayores, más que los de los y las menores).

Dotar de una identidad más definida y dar más importancia a los espacios que utilizan las chicas.Ya hemos señalado que las niñas ocupan espacios marginales, carentes de identidad y de poco valor; las actividades que realizan en ellos son calificadas de la misma manera.

-3Plantear alternativas a los juegos deportivos masculinos y de competición. La actividad física de los niños se concentra en deportes que exigen fortaleza y competitividad, excluyendo ejercicios físicos que desarrollen otras habilidades y sensibilidades (por ejemplo, la danza). Además, muchos juegos y deportes que practican se caracterizan por un exceso de competitividad, que se opone a valores como la cooperación, el cuidado, la sensibilidad. No debemos olvidar que el deporte ha sido y sigue siendo una actividad esencialmente masculina.

Fomentar la diversificación de espacios. El espacio del recreo está dedicado casi exclusivamente a actividades deportivas. Hemos observado una carencia de alternativas atractivas para muchas niñas y para los niños a los que no les gustan los deportes mayoritarios.

Sugerir ideas que permitan transformar los espacios fácilmente. Los diseños del espacio de recreo son muy rígidos y responden a un número de actividades muy limitado.

Propuestas Las propuestas que presentamos a continuación se basan en la investigación que realizamos en dos centros escolares de Hernani. Por consiguiente, sólo pretenden ser un punto de partida que debería ser complementado por aportaciones imaginativas, variadas y adaptadas a las circunstancias y necesidades de cada centro. En este sentido, la colaboración o la asesoría de profesionales de la arquitectura, el paisajismo y la educación facilitarían las transformaciones.

Hemos dividido las propuestas en tres categorías:

Generales: medidas previas a cualquier intervención en el espacio escolar.

Diseño del espacio: ideas para modificar el espacio del centro escolar, tanto el exterior como el interior.

Uso del espacio: sugerencias sobre actividades que se pueden realizar en el patio.

–  –  –

Realizar un diagnóstico de situación Antes de proponer cualquier cambio, es imprescindible analizar el espacio del centro escolar e identificar aquellos elementos que dificulten su disfrute igualitario por parte

de niñas y niños. Una investigación sencilla podría constar de tres pasos:

Reunir información al respecto a través de distintas fuentes (bibliografía, planos del colegio, observaciones directas, entrevistas y grupos con profesorado, alumnado y familias).

Analizar los datos obtenidos e identificar los aspectos que necesitan de intervención en el espacio escolar.

–  –  –

Alentar la participación del alumnado, el profesorado y las familias La participación de la comunidad escolar puede resultar de gran ayuda a la hora de identificar necesidades y plantear soluciones. Si el alumnado, el profesorado y las familias se implican en esta tarea, serán más conscientes de los usos sexistas del espacio y aceptarán de mejor grado las mejoras propuestas.

Diseño del espacio

Utilizar menos espacio para las canchas deportivas La mayoría de los espacios exteriores de recreo están destinados a actividades deportivas, lo cual tiene dos consecuencias. La primera es que se trata de espacios que sólo pueden ser utilizados al mismo tiempo por un número muy reducido de personas, los componentes de los equipos. El resto del alumnado se ve en la obligación de utilizar espacios residuales, ya que los dedicados al deporte suelen ser, además de amplios, los únicos delimitados y dedicados a una actividad concreta. La segunda consecuencia es que, dedicando la mayor y mejor parte del espacio a actividades deportivas, las niñas (y el alumnado más joven) quedan excluidas de su uso. Nos guste o no, el deporte sigue siendo una actividad esencialmente masculina y a menudo se considera a las niñas que utilizan estos espacios como intrusas. Por lo que respecta al alumnado más joven, al tratarse de espacios muy valorados, terminan por ocuparlos los más fuertes, los chicos más mayores. Una solución pasaría por difuminar las líneas de los campos de deporte, de tal manera que no representen un límite cuando no están siendo utilizadas para el deporte para el que están destinadas y poder adaptarlos así otros fines. También se podría reducir el número de campos de deporte, o acondicionar canchas polivalentes.

Acondicionar espacios exteriores alternativos Se pueden diseñar zonas tipo parque, con bancos y espacio libre, como alternativa a las canchas de deporte descubiertas. En este sentido, sería interesante crear una diversidad de áreas que permitieran a diferentes grupos encontrarse a gusto.

Acondicionar más espacios cubiertos Siguiendo la idea de diversificar lugares, nos parece conveniente que se disponga de más espacios cubiertos en el exterior. Tendrían que estar adaptados a diferentes actividades (lugares para charlar, para bailar, para realizar algún juegos o actividades físicas) y ser fácilmente transformables. La construcción de txokos, con ambientes diferenciados, decorados por el propio alumnado y de uso flexible, podría ser una buena idea para los espacios exteriores.

Crear áreas diferenciadas en el interior El tiempo de ocio también se difruta en los espacios interiores y por eso consideramos primordial que se acondicionen áreas destinadas a diferentes actividades que se puedan realizar en el interior, como, las relacionadas con la música (escucharla, tocarla, bailarla), los juegos de mesa, la lectura (de libros,

-5periódicos, revistas) o los medios audiovisuales (ver vídeos).

Facilitar materiales móviles que permitan un uso polivalente y flexible de los espacios La utilización de materiales móviles nos parece muy interesante, puesto que permite transformar el espacio para que responda a las necesidades concretas del grupo que lo utilice. Eliminar algunos de los elementos fijos que predeterminan el uso de un espacio permitiría su fácil modificación (por ejemplo, facilitar canastas o porterías movibles).

Crear espacios más amables Si queremos que el alumnado se encuentre a gusto en el patio, debemos procurar que sea un lugar agradable. Un espacio hostil provoca actitudes hostiles. En este sentido, recomendamos variar los materiales (que no todo sea cemento), introducir zonas verdes y eliminar o transformar vallas, rejas y otros elementos que pueden crear una atmósfera dura y hostil.

Uso del espacio

Regular los espacios pautando el tiempo de uso Las posibilidades de uso de estos espacios de recreo no son las mismas para todos y todas. Los niños y el alumnado de más edad se imponen al resto. Esto se puede compensar a través del reparto por horas, limitando su uso para que todos los niños y niñas, independientemente de su edad, tengan las mismas oportunidades.



Pages:   || 2 | 3 |


Similar works:

«Measuring the Atmospheric Influence on Differential Astrometry: a Simple Method Applied to Wide Field CCD Frames N. Zacharias1 U.S. Naval Observatory, 3450 Mass. Ave. N.W., Washington D.C. 20392, Electronic mail: nz@pyxis.usno.navy.mil Received ; accepted PASP revised manuscript, 12 Aug 96, proofs to NZ 1 with Universities Space Research Association (USRA), Division of Astronomy and Space Physics, Washington D.C., based on observations made at KPNO and CTIO –2– ABSTRACT Sets of short...»

«John Redden Copyright 2008 © Cosmos Heaven Awakening I have no beginning or. and. Click. The grains of dirt on my plain don't live. A plain I know for all conscious existence spreads before me. The colors change slightly to make up time periods. This awakening period is unusual. There was a clear impression Ideea had on the borderlands of her consciousness. She had visions of a brown haired woman in a cool and comfortable place very different from the omnipresent Waste. Then the words that...»

«El currículo de educación infantil como un tejido de experiencias, relaciones y saberes Marisol Anguita y Fernando Hernández' Desde los márgenes del currículo Consideramos que 'currículo' hace referencia a la relación que una maestra construye con cada uno de los niños y las niñas de su grupo. No es un listado de objetivos, competencias y contenidos. Es, por encima de todo, una experiencia de relación que posibilita interrogar-nos, descubrir y dar sentido a nuestra relación con el...»

«L-AP “Exploring Creation With Astronomy” Lessons 1-14 Lapbook Package PLEASE NOTE: This product includes BOTH lapbooks for this book. One lapbook covers lessons 1-6, and the other covers lessons 7-14. This lapbook has been specifically designed for use with the book, “Exploring Creation with Astronomy” by Jeannie Fulbright and Apologia Science. Templates are printed with colors that best improve information retention according to scientific research. Designed by Cyndi Kinney of...»

«Spectroscopy of Globular Clusters out to Large Radius in the Sombrero Galaxy Terry J. Bridges Department of Physics, Queen’s University, Kingston, ON K7L 3N6, Canada; tjb@astro.queensu.ca Katherine L. Rhode1 Astronomy Department, Wesleyan University, Middletown, CT 06459; kathy@astro.wesleyan.edu and Department of Astronomy, Yale University, New Haven, CT 06520 Stephen E. Zepf Department of Physics & Astronomy, Michigan State University, East Lansing, MI 48824; zepf@pa.msu.edu Ken C. Freeman...»

«DOI: 10.5433/1984-3356.2015v8n15p313 Una forma territorial alternativa: la tribu de Coliqueo en la pampa bonaerense An alternative territorial form: indigenous tribe of Coliqueo in the Buenos Aires pampas Melina Yuln Graciela Silvestri RESUMEN Durante gran parte del siglo XIX la pampa de Buenos Aires fue dominio de los indígenas, propiciando así el retrato de un espacio salvaje. Luego de ser controlado por el Estado este territorio sufrió un proceso de transformación en el cual se...»

«Astronomy Cast Episode 76: Lagrange Points Fraser Cain: Gravity is always pulling you down, but there are places in the solar system where gravity balances out. These are called Lagrange points and space agencies use them as stable places to put spacecraft. Nature is on to them and has already been using them for billions of years. Before we get on to it, let’s talk about pronunciation. I said it Lagr-ahunge points. Is that okay? Dr. Pamela Gay: I have heard it said Lagr-ahunge points,...»

«The BMB Weekly Vol. 41, No. 40, September 29-October 3, 2008 nd Please send submissions to: Katie Gallagher at galla134@msu.edu or 105B Biochemistry (mailbox on 2 floor) Calendar Monday, September 29 Department of Physiology Cancer Faculty Candidate Seminar: Explore novel epigenetic targets for breast cancer therapy. Yi Huang, Johns Hopkins University, 9:00 a.m., 1425 Biomedical and Physical Sciences. Chemistry Seminar: Presentation by Kapil Lokare, Michigan State University, 11:20 a.m., 136...»

«Los dos caminos y los dos destinos Veintidós entregas de un curso de autoestudio acerca del camino de la salvación David Rodgers W., Casilla 624, Rancagua, Chile rodgersdv@123.cl Junio 2005. Edición formateada en Venezuela, 2005 1 CONTENIDO 1 Presentación 2 ¿Por qué hay un camino ancho? 3 Cómo llegó a morar el pecado en uno hoy día 4 Características de los que andan por el camino espacioso y cómo Dios les salva 5 La Puerta y la seguridad que brinda 6 El camino angosto 7 La muerte 8...»

«Formation of the Galactic Halo. Inside and Out ASP Conference Series, Vol. 92, 1996 Heather Morrison and Ata Sarajedini, eds. Globular Clusters as Fossils of Galaxy Formation Richard B. Larson Yale Astronomy Department, Box 208101, New Haven, CT 06520-8101 Abstract. The globular clusters in the halos of large galaxies like our own are almost certainly fossil remnants of the early star-forming subsystems from which these galaxies were built. The ages of the halo clusters in our Galaxy indicate...»

«Published in Surf. Sci. 602, 2936 (2008). Step Formation on Hydrogen-etched 6H-SiC{0001} Surfaces S. Nie, C. D. Lee§, and R.M. Feenstra* Dept. Physics, Carnegie Mellon University, Pittsburgh, PA 15213, USA Y. Ke, R.P. Devaty and W.J. Choyke Dept. Physics and Astronomy, University of Pittsburgh, Pittsburgh, PA 15260, USA C. K. Inoki and T. S. Kuan Dept. Physics, University at Albany, SUNY, Albany, NY 12222, USA Gong Gu Sarnoff Corporation, CN5300, Princeton, NJ 08543, USA The formation of step...»

«Uncloaking globular clusters in the inner Galaxy1 Javier Alonso-Garc´ ıa Departamento de Astronom´ y Astrof´ ıa ısica, Pontificia Universidad Cat´lica de Chile, o 782-0436 Macul, Santiago, Chile Department of Astronomy, University of Michigan, Ann Arbor, MI 48109-1090 jalonso@astro.puc.cl Mario Mateo Department of Astronomy, University of Michigan, Ann Arbor, MI 48109-1090 mmateo@umich.edu Bodhisattva Sen Department of Statistics, Columbia University, New York, NY 10027...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dissertation.xlibx.info - Dissertations, online materials

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.